100 voluntarios canarios comparten la fortuna del archipiélago con toda Europa

Por Rosa Fernández – Associate Director. Es difícil escribir sobre Canarias, sus playas maravillosas, sus paisajes evocadores y sus numerosas posibilidades por descubrir, mientras estás en la oficina, oyendo el ruidoso Madrid desde la ventana y sintiendo los casi 40 grados a la sombra que caen hoy sobre esta ciudad.

También es difícil, con esta sensación de verano a tu alrededor, hablar de una campaña que comenzó el pasado invierno bajo el grito de guerra “SAY NO TO WINTER BLUES!”,  esa especie de tristeza invernal que afecta a miles de europeos, especialmente en el norte del continente.

Pero allá voy. Desde finales de 2009, Ketchum se ha tumbado al sol de Canarias. Y, sin ánimo de dar envidia a nadie, se está francamente bien. Hemos tenido grandes compañeros de viaje, un equipo fantástico en “la DDB”, que nos ha invitado a disfrutar con ellos de las islas afortunadas.

Este pasado invierno, no hubo europeo que se precie que no supiera que la mejor “medicina” contra el Winter Blues son nuestras queridas Canarias. Y de hacérselo saber se encargaron ni más ni menos que 100 voluntarios canarios que compartieron la fortuna del archipiélago con toda Europa. Primero conquistaron Islandia, y desde allí partieron a Reino Unido, Alemania,  Dinamarca, Suecia…. Y a su alrededor, una gran campaña de Publicidad y Relaciones Públicas: “Compartimos nuestra fortuna”.

Pero lo curioso es que esta campaña invernal  ha terminado en San Sebastián. Sí, sí, en Donosti. Y, por supuesto, con Sol. O mejor dicho, con Soles. Y es que no podía ser de otra forma:  Gran Premio en Medios, Sol de Oro a la mejor idea en integración de Medios, Gran premio en Marketing Directo, Marketing Promocional y Relaciones Públicas, Sol de Oro en Marketing Directo, Sol de Oro en Marketing Promocional y Sol de Bronce en Relaciones Públicas. Estamos hablando de la campaña más premiada en la 25 edición del Festival Iberoamericano de la Comunicación Publicitaria, el Sol.

Pero terminamos aquí. Una vez conquistada Europa, y con el verano acercándose, buscamos 100 nuevos voluntarios para la misión peninsular. España estaba en nuestro punto de mira, y quiénes mejor que los propios canarios para hablar al resto de españoles de sus islas. Partieron desde el emblemático kilómetro 0 de la Puerta del Sol de Madrid (sí, el sol de nuevo presente en nuestras vidas), para visitar 50 ciudades en tan sólo 48 horas. ¿El objetivo? Encontrar 100 peninsulares que lo dejaran todo durante una semana y vivieran un “Encuentro Afortunado” con las Islas Canarias. ¿El grito de guerra? “DÉJALO TODO Y VEN”.

De nuevo, la gran maquinaria de la comunicación se puso en marcha para apoyar a estos 100 jóvenes en su aventura. Y para seguir contando a todos los españoles que como al sol de Canarias, en ningún sitio.

Otra misión cumplida con éxito. Y dicho esto, os tengo que dejar…  me voy a coger un avión ahora mismo. Rumbo a Canarias, por supuesto.

¡Compártelo!