Por Aurora García, Directora Asociada en Ketchum España

La cita anual con los Premios Eficacia es la Fiesta del sector por excelencia, esperada por todos, y este año ha vuelto a serlo.

En la Gala, más ágil y divertida que en años anteriores, fueron desfilando, sonrientes, los premiados de esta edición, entre los que destacaron McCann (Agencia Creativa del Año por tercer año consecutivo) y Carat (Agencia de Medios del Año) entre las agencias, y Coca-cola (Benditos Bares) y Campofrío (Hazte extranjero) como anunciantes.

En el vestíbulo del Palacio Municipal de Congresos de Madrid se veían caras conocidas del sector y algunas caras nuevas,  charlando animádamente antes de la Gala, que este año contó con un presentador sorpresa, Jesús Vázquez, que con la profesionalidad y sentido del humor a los que nos tiene acostumbrados,  consiguió que pasáramos un buen rato, mientras subían y bajaban del escenario presentadores (los miembros del jurado) y los felices premiados, hasta completar el larguísimo palmarés.

EFI´s 2014

El auditorio estaba repleto (aunque me pareció ver incluso más gente en el cóctel posterior), con una curiosa mezcla de profesionales de agencias, clientes, patrocinadores, proveedores e incluso estudiantes dispuestos a aplaudir a rabiar a los afortunados, envidiarlos un poco y barruntar cómo conseguir uno de esos codiciados trofeos lo antes posible.

Tengo que reconocer que en estos momentos, como profesional de la Comunicación, siempre me pregunto qué lugar ocupamos  las agencias de Comunicación y Relaciones Públicas en todo esto.  No tenemos ya premios propios del sector, y tampoco se nos ve en los Premios Eficacia, aunque muchas veces una razón clave para la concesión del premio es la amplificación y la credibilidad de la campaña por su difusión en medios de comunicación a los que hemos conseguido llamar la atención e interesar. Nuestra participación, aunque haya sido decisiva en la génesis de la idea y, por supuesto, en la extensión de la misma, queda siempre diluida, casi invisible.

Hasta en los grandes festivales como Cannes o San Sebastián, donde por fin se ha incluido la categoría de Relaciones Públicas, el premio se lo llevan también agencias de Publicidad. ¿Cómo es posible?

Esto hay que cambiarlo YA ¿No os parece? En Ketchum, sin ir más lejos, también “cocinamos” grandes ideas como las que resultan – merecidamente sin duda-  premiadas. Tenemos que “darnos a valer” como dicen nuestras madres, y dejar de ser tímidos – o erróneamente humildes – reivindicando nuestro papel y nuestra capacidad  estratégica y creativa, con campañas integradas y ambiciosas que emocionen a las audiencias y, de paso, a los sorprendidos miembros de los jurados.

¡Compártelo!