iconmonstr-pencil-9-icon2Por Jose Abreu, Senior Digital Specialist. Una buena agencia de relaciones públicas y comunicación debe ofrecer a sus clientes estrategias cada vez más trabajadas y dirigidas a unos públicos objetivos saturados de información.  No es ninguna novedad  que vivimos en una sociedad con exceso de inputs, de canales que nos bombardean con noticias y de redes sociales en las que interactuar con nuestros amigos, marcas, instituciones o estrellas de rock.

A esta situación se han ido adaptando las empresas, unas antes que otras, y con ayuda de las agencias buscan la diferencia a través de campañas de comunicación y de marketing que ofrezcan valor añadido al consumidor/usuario. Hasta hace unos pocos años, el eje de la estrategias plasmadas en cientos de powerponints eran -y son- los contenidos: los equipos de PR eran -y siguen siendo- el vehículo necesario para difundir los asuntos susceptibles de convertirse en noticia y con ello, influir en los targets y conseguir esa reputación tan buscada y deseada por todos.

Pero con la irrupción en escena del Social Media las marcas son dueñas de los contenidos que emiten en sus perfiles, no dependen de la publicación en los medios tradicionales y tienen contacto directo con sus públicos/clientes. Esto siginifica que junto a los contenidos, los clientes demandan, cada vez más, diseños ad hoc que se adapten a las estrategias de comunicación planificadas.

Los diseños de imágenes para Facebook o Instagram, de newsletters, minisites, dossiers, savethedates, etc… se han convertido en el reto diario añadido de los equipos de PR.

Y es cada vez más importante disponer de recursos internos capaces de cubrir estas necesidades, además de contar con proveedores expertos a los que confiar los trabajos más laboriosos, específicos o técnicos.

Los departamentos de Diseño y Creatividad dentro de las agencias de comunicación y relaciones públicas resuelven las exigencias de los clientes y deben colaborar estrechamente con todos los equipos para poder llevar a cabo la consecución exitosa de las estrategias aprobadas.

Ya no vale enviar un ppt, una nota de prensa o un post en un blog sin ningún tipo de formato. Hay que, además, “ponerlo bonito”.

¡Compártelo!