Un 65% de los españoles prefieren a las mujeres  como líderes del futuro. Así de contundente es la principal conclusión del estudio Ketchum Leadership Communication Monitor presentado el pasado 1 de diciembre. Tres mujeres líderes en los ámbitos de la política y la empresa – Carmen Alonso (directora general de VISA España), Elena Pisonero (presidenta de Hispasat) y Gema Sanz (responsable Desarrollo Negocio de Madrid Network y exdiputada del Partido Popular en la Asamblea de Madrid) – debatieron en torno al liderazgo femenino, sus implicaciones, barreras y peculiaridades, moderadas por la CEO de Ketchum, Teresa García-Cisneros.

Pisonero fue taxativa en su veredicto: “los líderes [masculinos] de hoy son líderes de un mundo que ya no existe. Y además algunos aún no se han dado cuenta”. Y fue más dura aún en cuanto al reconocimiento del liderazgo femenino por parte del sexo masculino: “es una batalla perdida, no nos lo van a reconocer”. Y añadió otra nota agridulce: “las mujeres siempre superamos las expectativas, siempre sorprendemos, porque no  espera mucho de nosotras”.

La directora de VISA España destacó con un toque de humor que, cuando dirigen, “las mujeres tendemos a ser inclusivas y compasivas. Escuchamos, tenemos inteligencia emocional. Y además somos menos chulas”.  Alonso hizo especial hincapié en reivindicar la ambición porque “es un error que sea considerada algo malo” y criticó la “cultura de la crítica” que impera en España, frente a otros países, en los que hay más tolerancia a que los líderes cometan errores.

Liderazgo compartido con matices

Otro de los temas que se puso encima de la mesa fue el liderazgo compartido. Pisonero se mostró a favor,  pero con matices: “solo nadie llega a ningún lado. Para liderar hay que partir del respeto y reconocimiento de lo que pueden aportar los otros, pero es necesaria cierta jerarquía, y las responsabilidades son individuales”. Gema Sanz añadió además que “el liderazgo compartido no puede confundirse con asambleario. Tiene que haber alguien que dirija”.

La exdiputada del PP en la Asamblea de Madrid quiso resaltar también que “las mujeres estamos más cerca de las tendencias de la sociedad, y nos adaptamos mejor a los entornos cambiantes”. Además, destacó que son las féminas las que transforman y mejoran las organizaciones a las que llegan.

En la línea de Pisonero, Sanz opinó que “ya no se llevan los líderes de toda la vida, el casi perfecto, porque las reglas del mercado están cambiando. Ahora queremos otro modelo de líder que tenga valores y esté cerca de cómo es el mundo hoy”.

Como colofón a la interesante mesa redonda, la actual presidenta de Hispasat concluyó con una propuesta que invita a la reflexión: “las mujeres tenemos que elegir a más mujeres”. En Ketchum, un universo mayoritariamente femenino, lo tenemos claro.

Puedes ver el vídeo completo aquí

¡Compártelo!