Ludi García, directora del Área Digital de Ketchum España, analiza las principalñes técnicas para hacer PR a través de smartphones y dispositivos móviles en este artículo publicado en Top Comunicación

Ludi García

Soy una mujer que provengo del PR tradicional. Podéis preguntaros y ¿eso qué es? Simplemente una forma de llamar a los “viejos procedimientos” en la relación con nuestras audiencias: consumidores, periodistas, empleados, políticos, etc. No hace mucho tiempo dedicábamos horas y recursos humanos  a enviar notas de prensa por fax, a adjuntar diapositivas en nuestros envíos por correo, compartíamos incluso una dirección de correo electrónico para muchos, que nos ayudaba a realizar envíos sencillos de información utilizando un modem que se eternizaba en el proceso.

Como veis no soy una nativa digital, lo que me ha ayudado a valorar aún más si cabe lo que la tecnología nos aporta como profesionales de la comunicación. De verdad que es muy fácil: tan sólo hay que dejarse llevar y abrir la mente. Las posibilidades que se nos presentan son infinitas, no sólo mejorando la eficiencia de nuestro trabajo sino acercándonos a las audiencias y permitiéndoles vivir una experiencia más positiva con nosotros y nuestros clientes, basada siempre en incorporar la innovación a nuestros formatos de comunicación. En definitiva, hablamos de eso: la tecnología sea online, móvil, etc. nos permite diferenciarnos, nos permite proximidad, nos permite experiencias de valor añadido.

Que Internet es un canal de comunicación más que interesante para nosotros los profesionales del PR (ya sean medios, RRSS, bloggers, etc.) ya nadie lo duda. Pero es que resulta que  cada vez más accedemos a este tipo de contenidos a través del móvil. De todos es sabido la gran penetración de los Smartphones en nuestro país y el rol que ocupan en el consumo paralelo de medios como la televisión (segunda pantalla). Por lo que sin duda una de las primeras cosas que debemos garantizar es que nuestras webs y salas de prensa están adaptadas al mundo móvil, lo que denominamos “responsive”.  Evidentemente esto supone una mayor inversión en el desarrollo para hacerlo bien, pero no podemos dejar ese detalle sin cubrir: ya no pueden hacerse sites o microsites que no estén preparados para móviles o tabletas. Nos ayudará mucho a apoyar esta inversión cuando analicemos de dónde proviene la mayoría del tráfico a nuestros sitios online: ¿será el móvil?

Otra de las cosas que cada vez incorporamos más a nuestros eventos de PR para amplificar el alcance de lo que presentamos son los hashtag. Incluso antes de que el evento tenga lugar podemos ir generando conversación con nuestros periodistas o bloggers o audiencias en general en torno al tema de interés, unificando las conversaciones bajo estos nuevos aliados que Twitter trajo consigo.

El mundo ha cambiado tanto que utilizar nuestro móvil durante una presentación no sólo no es de mala educación sino que deseamos que los periodistas los saquen de sus bolsillos y allí mismo, compartan videos, fotos o texto sobre lo que está pasando. No debemos olvidar por esta razón que siempre debemos ofrecerles un acceso Wifi en la localización para facilitarles el trabajo e incluso que puedan llevarse la documentación en un código QR del que podrán descargar todo el material. Aunque tengo que confesar que en las últimas ruedas de prensa han sido algunos los periodistas, sobre todo los de televisión, los que nos han pedido papel. ¡Sí, el papel sigue vivo!

A este evento podríamos, por qué no, haberles convocado vía móvil incorporando la información de la localización vía Google Maps. En este caso la limitación está en el origen de los terminales de nuestros periodistas y en el permiso que nos hayan dado: ¿son personales o profesionales? ¿nos han autorizado a enviarles información vía móvil? No es una pregunta muy distinta de la que nos debemos hacer cuando les hacemos llegar algo por correo electrónico.

He mencionado a Twitter, la red social informativa por excelencia a la que la mayoría de nosotros accedemos vía móvil o tableta en cualquier momento y lugar. No hace mucho leía este comentario: “desde que Twitter existe, los medios de comunicación me parecen Informe Semanal”. Evidentemente es una exageración y no quiero poner en duda el valor y la importancia de la prensa o de los bloggers, pero sí es verdad que Twitter nos permite rápidamente echar un vistazo a lo que está pasando en el mundo, lo que sin duda requiere un ampliación de información posterior para contrastar lo que hemos leído.

¿Y las apps móviles?

Son algunas las empresas que optan por el desarrollo de una app móvil, ya que es menos intrusiva, y es el periodista el que decide si la descarga o no y si le es de utilidad para su trabajo. PR Newswire, sin ir más lejos, cuenta con una aplicación móvil donde la prensa puede suscribirse a los temas de interés para ir siguiéndolos en tiempo real en su dispositivo y donde las empresas tienen un nuevo canal de distribución de sus contenidos.

Por último no quiero olvidarme de la importancia de los dispositivos móviles en la comunicación interna. Hace ya unos cuantos años una operadora española incorporó a sus formatos las Mobletters o newsletters vía móvil. La iniciativa tuvo un gran éxito porque llamó la atención de los empleados, utilizando además la base de su propio negocio: la telefonía móvil. Este formato fue utilizado también para realizar encuestas y  la participación fue mucho mayor que con otros sistemas. ¿Cuál es la clave del éxito? Simplemente que la compañía supo activar un canal en consonancia con las hábitos de acceso a la información de sus empleados que cada día están más conectados e hiperinformados. En este caso igualmente podemos tener la barrera de los permisos de utilización de estos terminales por parte de la empresa, además que nos supone cambiar el chip en la manera de conectar con el empleado, dándole voz y proporcionándole la misma interactividad a la que está acostumbrado cuando navega en su Smartphone o tableta. El desarrollo de aplicación móviles internas también podría ser un buen recurso con usos que pueden ir desde el informativo a la formación.

Para terminar y pensando en cualquier tipo de audiencia, no podemos olvidar que si nos lanzamos a incorporar los dispositivos móviles en nuestras estrategias de comunicación  tendremos que adaptar los contenidos y formatos al canal: desde las imágenes, a la resolución de los videos, así como escribir los contenidos de otra manera.

Sin lugar a duda creo que el presente y futuro de nuestra profesión pasa por incorporar a los dispositivos móviles en nuestras estrategias de comunicación.

Consulta esta entrevista en la web de Top Comunicación.
¡Compártelo!