Alta costura a bajos precios – eso lo que todo el mundo quiere. Pero, ¿qué pasaría si los consumidores vieran con sus propios ojos las condiciones bajo las cuales es producida esa ropa? Un experimento  organizado el pasado día 24 de Abril con motivo del Fashion Revolution Day por nuestros compañeros de Ketchum Pleon en Alemania ha enfrentado a las personas contras las condiciones de producción de una camiseta barata.

Concretamente se les preguntó a consumidores en la Plaza de Berlín, Alexanderplatz, si realmente querían comprar lo que inicialmente pensaron que era una ganga. Nueve de cada diez decidieron que no. Este vídeo documenta la campaña.

La máquina expendedora situada en el centro de Alexanderplatz en Berlín el pasado 24 de Abril era de un radiante color turquesa. Prometía una “camiseta por sólo 2 euros”. Las camisetas blancas estaban disponibles desde la talla S hasta la XL, por lo que había oferta para todo el mundo. Y por 2 euros eran una verdadera ganga. Tan pronto como desaparece la moneda dentro de la máquina ésta no dispensa una camiseta, sino una película que se reproduce en el monitor.

Impactantes fotografías de fábricas textiles, donde mujeres y niños cosen sin descanso. Se les paga 13 céntimos por hora. Muchos de ellos están trabajando bajo condiciones que ponen en riesgo sus vidas. Después de 20 segundos el comprador puede decidir: “Comprar o Donar” – ¿Realmente quieres comprar la camiseta? ¿O preferirías donar los 2 euros?

“No sabía las condiciones bajo las cuales se fabrica la ropa. Me ha dejado realmente impactado”. “No es justo que a los trabajadores de la fábrica sólo se les pague 13 céntimos la hora. Es imposible vivir de eso”. “Bueno, ahora prestaré más atención a dónde se fabrica mi ropa”. Muchas personas que querían comprar muestran verdadera preocupación. En torno al 90% de las personas que se acercaron a la máquina, unas 150, decidieron no seguir adelante con su compra.

Ketchum_Fashion Revolution Day

¡Compártelo!