“Soy muy, muy de Albacete” (tanto, que bromeó con que la noticia que más le gustaría dar, “que hay petróleo en Albacete”, nunca ha tenido el placer de comunicarla), pero madrileño de adopción desde los 18 años, cuando vino a estudiar Periodismo a la Universidad Complutense de Madrid.

Con su voz grave, profunda y contundente, Pedro Piqueras, al frente de los informativos de Telecinco, líderes en su franja horaria, visitó el 26 de abril la quinta edición de Conversaciones Ketchum, un espacio para el debate sobre periodismo, la comunicación y la presencia de las marcas en los medios de comunicación, creado desde hace dos años por Ketchum, a través de un equipo de profesionales de la agencia.

Piqueras no defraudó y más bien encantó. Este profesional, con una trayectoria de más de 30 años, comenzó en la radio y televisión pública (“RTVE fue la madre de todos nosotros”), en la que fue director de Informativos de TVE desde 1988 hasta 1993. Con tres premios Antena de Oro, un Premio TP o un Premio Ondas, entre otros, ha sabido contarnos historias desde los informativos de Antena 3 y desde los de Telecinco, que dirige desde 2006.

“Que te entienda el camionero y no se moleste el tory”

En Conversaciones Ketchum nos contó cómo han evolucionado los espacios informativos hasta la actualidad y lo hizo de la mejor manera que sabe: con muchos titulares.

1.- “En los informativos hay que contar la vida“: “Nuestra función es hacer interesante aquello de lo que la gente quiere informarse”, aseguró. Corrupción política, registros policiales a domicilios, arrestos, investigados, etc., Pedro Piqueras reconoció que la mayor parte de los informativos la ocupan los temas de política porque es la actualidad, y por tanto, es la vida, pero “nuestra labor es hacer interesante aquello de lo que nos toca hablar”.

2.- “El informativo ha de ser entendido como un todo, como un relato”: “Así concibo yo los informativos. Como una manera de dar cuenta de lo que pasa en el mundo. Como una forma de acompañar a la gente en su vida”. Y por ese motivo, a Piqueras le gusta terminar sus informativos con noticias que no sean drásticas ni tristes. “Y los temas de Cultura, para mí, son el mejor cierre porque yo lo que quiero es que la gente se quede con la sensación de que quiere volver a verme mañana”.

3.- “La escaleta se cierra cuando digo: buenas noches, hasta mañana”: la escaleta es un documento “vivo”, que nunca termina de cerrarse. No obstante, la dinámica regular del informativo de la noche consta de una primera reunión de preescaleta, a las 13.00 horas, y de  una segunda reunión de escaleta, a las 16.00 horas. En todas ellas, son los jefes de sección los que “venden” las noticias al editor, en este caso a Pedro Piqueras, quien toma la última decisión sobre incluirla. “Tenemos plan A, plan B, plan C e, incluso, plan nada”, aseguró.

4.- “La televisión tiene que ser más cercana a los ciudadanos y más lejana de los poderes”: “La televisión es un servicio al ciudadano”, comentó. En este punto, Pedro hizo un repaso por el interés de los diferentes gobiernos de la democracia en los informativos en España.

5.- “Que te entienda el camionero y no se moleste el tory”: Piqueras explicó cómo se ha vivido un cambio en el lenguaje de los Informativos. “Antes se era más didáctico, se pretendía elevar el lenguaje, se buscaba enseñar a la audiencia. Ahora apostamos por un lenguaje más natural, más directo, entradillas más cortas y frases gancho”. Y ahí es donde encaja su popular “Lo que van a ver ahora….” que mantiene a la audiencia expectante ante el televisor. En definitiva, como rememoraba Piqueras sobre un curso de la BBC, “que te entienda el camionero y no se moleste el tory”.

  1. Información a la carta: la audiencia quiere información a la carta, los jóvenes buscan los contenidos a través de Internet, “por eso, hay que hacer el informativo cada vez más atractivo para pelear contra la inercia que está llevando a la información por otros derroteros”.

7.- Twitter y el cambio de paradigma: Pedro Piqueras comentó que estamos viviendo un cambio de paradigma gracias a las Redes Sociales que son capaces de encumbrar  acontecimientos, que a priori no son importantes, como algo más grande. “Twitter y el resto de RRSS son un fenómeno importante. Son maravillosos para informarse, pero debemos ser conscientes de que no están llenas de verdad”. A este respecto, aclaró que su sonada presencia en Twitter con motivo de la inserción de publicidad en su informativo el pasado lunes, 24 de abril, se debió a un fallo humano sin ninguna importancia.

8.- “Vender” el detalle: “¿Qué te gustaría ver a ti como espectador? Eso que te gustaría es lo que tienes que comentar con el periodista a la hora de transmitirle una noticia de tu marca, aconsejó.

9.- ¿Las imágenes duras les hacen el juego a los que siembran el terror?: este punto, Pedro Piqueras hizo una profunda reflexión y se remontó al atentado que mutiló a Irene Villa y su madre en 1991. “En aquella ocasión, yo aposté por mostrar la verdad, las imágenes de lo que había sucedido, porque era partidario de crear una revolución social, de mover algo dentro de los terroristas de ETA y de la sociedad vasca que los apoyaba para que vieran lo que significaba perpetrar un atentado. Sin embargo, ahora ya no lo tengo tan claro. De hecho, no hemos emitido las imágenes de las decapitaciones que ejecutan los terroristas de DAESH. Los yihadistas quieren generar miedo y con esas imágenes se contribuye a su fin y provocan terror en la gente”.

¡Compártelo!